martes, 12 de abril de 2011

Gloria y Honor al gran Kimberley de 1970 "El inicio de la leyenda"

A 40 años de aquel gran equipo de Kimberley del Campeonato Nacional 1970

Por Raúl Ramírez/Recuerdos Deportivos

Aunque ahora esté algo alicaído, el fútbol marplatense ha tenido momentos de brillo que quedaron en la historia lugareña, pero también resonaron a nivel nacional.
Al hablar de aquellos logros pasados, surge en primera línea el inolvidable Kimberley de 1970, uno de los mejores equipos del interior en el Campeonato Nacional de ese año. Y al mencionar esa formación aparecen en la memoria de cualquier futbolero marplatense las espectaculares goleadas frente -nada menos- a Independiente de Avellaneda 5-0 y Talleres de Córdoba 8-3, en el Estadio San Martín. Parece como si estuviéramos viviendo aquellos momentos, y se están cumpliendo ya 40 años.

Su juego deleitaba
El equipo, dirigido por el recordado Roberto Saba, desarrollaba un juego vistoso y efectivo. Había toque preciso en la mayoría de sus integrantes y la pelota circulaba con inteligencia manejada por algunos hombres que fueron base para que así ocurriera. Su fútbol deleitaba al público, fuera o no kimberleño.
Hasta parece algo mezquino dejar de lado al resto, si uno menciona que Jorge Davino, un estratega y Juan José Valiente, goleador implacable, fueron sus mejores figuras. Pero no fueron sólo ellos los que brillaron y lo importante es que en un equipo con plantel donde predominaba lo foráneo, eran titulares los marplatenses: José Luis "Pocho" Leccese y Hugo Sangorrin, lo mismo que Constantini y "Tito" Raimondi. Y del "semillero" Raúl Longhi y "Rulo" Santechia debutantes en ese Nacional, que luego emigraron, el primero al fútbol español y el segundo -falleció hace algún tiempo- al fútbol belga tras su paso por Estudiantes de La Plata.

Plantel de excepción
Kimberley logró reunir ese año un grupo de jugadores que provenían en su mayoría del profesionalismo de AFA. El arquero Rolando Ucha -gran figura- jugó en 21 de los 22 partidos, reemplazado por el recordado Rubén Lucangioli en el último cotejo jugado en Mendoza ante Gimnasia y Esgrima, en la definición de "mejor equipo del interior". Ucha provenía del fútbol capitalino y había pasado por varias entidades. En defensa, en la línea de cuatro, estaban "el gallego" José Enrique Diez (Huracán), José Luis Fortunato (Independiente), los también foráneos Lombardo y Minore, y los locales Constantini, Leccese y Raimondi. En el medio José Malleo (Rosario Central), el mencionado Sangorrín, Avio, Davino (Deportivo C18, Colombia), en tanto en otros sectores del campo llegaron de Quilmes (AFA) Ramírez, Catalano y Mitrovich, Juan José Valiente y Carlos Cardone (Boca), además de Monsalvo y Eito, marplatense.
Esa formación "verdiblanca", en poco menos de cuatro meses, desde el 6 de setiembre al 27 de diciembre del '70 alcanzó un nivel que asombró en muchas de sus presentaciones por su juego. Ganó cuatro partidos, empató 8 y perdió los restantes. En su debut ante Independiente perdió 2-1 de visitante el 6 de setiembre. Antes de los dos meses, el 1 de noviembre, en el San Martín, Kimberley lograba su primer y más resonante triunfo: goleó a Independiente por 5-0, tomándose amplia revancha.

Un 5-0 para la historia
Aquella tarde del triunfo ante los "rojos" de Avellaneda los locales alistaron a Ucha; Lombardo, Fortunato, Minore y Leccese; Malleo, Sangorrín y Davino; Mitrovich, Valiente (luego Cardone) y Catalano. Por la visita: Santoro; Comisso, Monges, Semenewickz y Pavoni; Bustillo (luego Tardivo), Raimondo y Maglioni; Bernao, Yazalde y De Mario (luego Adorno). Valiente y Davino marcaron en la etapa inicial, el segundo desde el punto del penal. En el complemento, Valiente, Sangorrín y Catalano. Para más datos, Rolando Ucha contuvo un penal ejecutado por Héctor Casimiro "Chirola" Yazalde, que luego triunfaría en Portugal.
Además de la goleada sobre Talleres de Córdoba 8-3 en el San Martín, Kimberley fue doble vencedor de Atlanta, tanto de local como visitante. El "Gordo" Valiente, que al año siguiente emigraría a México junto con Davino, fue uno de los goleadores de ese Nacional con 15 goles.

Una campaña para recordar
La campaña Kimberleña del '70 quedó en la historia como uno de los grandes logros del fútbol marplatense que, finalizando el año, alcanzó por primera y única vez el título de Campeón Argentino, con aquel gran seleccionado liguista dirigido por el querido y recordado "Negro" Abel Alberto Pacheco.