lunes, 6 de septiembre de 2010

Muy bien los pibes: DRAGON HASTA EL FINAL



Ahora con la garra y la historia del DRAGON, uan final que se trabajo duramente. FELICITACIONES DRAGONES





Asi lo vió el Diario El Atlantico de Mar del Plata





Kimberley se desquitó de la semifinal del año pasado y venció a Atlético, el gran candidato, por penales. El “Dragón” planteó un partido inteligente ante un rival poderoso y logró el batacazo
Kimberley logró un verdadero batacazo. Su casi milagroso sprint final de 5 triunfos consecutivos en la zona A, lo puso de cara a una revancha ante Atlético Mar del Plata y no la desaprovechó. Consciente de que se enfrentaba ante el mejor plantel del fútbol local, planteó un partido inteligente y lo jugó de menor a mayor. El 0 a 0 lo depositó en los penales, instancia en la que no falló ninguna ejecución y en la que terminó consiguiendo el pase a la final del torneo Apertura, donde se medirá con Talleres.
La idea de Kimberley fue contrarrestar la poderosa y ofensiva disposición de Atlético Mar del Plata. Entre Murno y Diego Álvarez, por la derecha, neutralizaron a Junis. Instalado en la izquierda y lejos del área, el ex San Isidro no pesó.
Ante la tempranera lesión de Zariello por una infracción de Clark, entre Servera y Fortete se encargaron de Alejandroff. Aunque el problema sin solución para el “Verde”, en el primer tiempo, fue Santiago Giuntini. Como extremo derecho, el ex Quilmes desequilibró e inclinó la balanza a favor del elenco de Martín Quintas, que contó con mayores chances en los primeros 45'.
Sin embargo, a los 11' la más clara fue para Kimberley, con un centro de Zamorano y una definición de Parra, desde inmejorable posición, que pasó muy cerca.
También Facundo De Martis, con su potencia, complicó a Gabutti y Palavecino. Por momentos, Kimberley quedaba mano a mano en el fondo, situación que fue corrigiendo con el correr de los minutos. A los 19', el ex Cadetes bajó el balón en el área y asistió a Giuntini, que estuvo a punto de abrir el marcador con un zurdazo que salió apenas desviado.
Atlético, superior en el trámite, fallaba en la definición. Y Junis, un especialista del gol, jugó en la franja izquierda, lejos de la zona caliente y cerca de la intrascendencia.
Todo lo que insinuó Atlético en el primer tiempo, se diluyó en el complemento. Kímberley, ya con un 4-4-2 bien definido, destruyó todas sus armas. Por derecha, Giuntini no volvió a gravitar hasta que debió salir por lesión. Los ingresos de Klein y Guido Castro no alcanzaron para torcer la historia y la ubicación de Junis como “9” en los últimos 10 minutos pareció muy tardía.
La hazaña de Kimberley terminó por consumarse en los penales, donde una acertada intervención de Espinosa y una mala ejecución de Klein -quiso “picar” el balón y estrelló su intento en el travesaño- desataron el delirio del equipo del “Loco” Damián García.
LOS PENALES
Alejandroff (A): cruzado, a media altura, atajó Espinosa.
Macció (K): cara interna. Abajo, a colocar (1-0).
M. Gómez (A): al medio, fuerte (1-1).
Vicente (K): derechazo cruzado, violento (2-1).
Clark (A): clásico “puntinazo”, al medio. Travesaño y gol (2-2).
Fortete (K): cruzado, bajo y esquinado. (3-2).
Klein (A): la “picó” y pegó en el travesaño.
Murno (K): a colocar, arriba. Golazo y festejo (4-2).
mailto:rjuan@diarioelatlantico.com